Fotógrafo, más de sombras que de lueces